Qué es la Estenosis de Conducto Vertebral: diagnostico, causas y tratamiento

Qué es la Estenosis de Conducto Vertebral

La estenosis de conducto ocurre cuando el espacio que hay dentro de la columna vertebral se hace más estrecho ejerciendo presión sobre los nervios que recorren la columna. Por lo general esta afección se desarrolla en la región del cuello y la zona lumbar de la columna. Según la zona en la que afecte podemos definir dos tipos principales de estenosis:

  • Estenosis cervical: tal como comentamos anteriormente, este tipo se da cuando el estrechamiento se produce entre las vértebras C1 y C7.
  • Estenosis lumbar: es la que ocurre con más frecuencia y afecta la parte baja de la espalda entre las vértebras de la region lumbar: L1 – L5.

Síntomas de la estenosis

Los principales síntomas que presenta la estenosis de conducto vertebral son adormecimiento u hormigueo, deblidad de los músculos y dolor crónico. Estos pueden empeorar con el paso del tiempo a medida que esa presión en los nervios que pasan por conducto vertebral aumenta.

Por lo general la estenosis de tipo cervical genera más problemas en los miembros superiores, como mareos y adormecimiento de manos y brazos. En el caso de la estenosis lumbar, se ven más afectados el equilibrio y los miembros inferiores: pies y piernas.

Causas de la estenosis de conducto vertebral

Causas de la estenosis de conducto vertebral

Los huesos de la columna vertebral forman un hueco o conducto por el que se extienden los nervios que conforman la médula espinal. La estenosis ocurre cuando por alguna razón ese conducto se hace más pequeño y se presiona algún nervio. Las principales clasificaciones para definir la causa de la estenosis son primaria, es decir que proviene de algún defecto de nacimiento, o adquirida.

La estenosis espinal primaria es poco frecuente. Cuando hablamos de estenosis adquirida podemos señalar varias causas que la pueden producir, algunas de ellas son:

  • Lesión o enfermedad en la columna: existen enfermedades que producen inflamaciones en los discos de la columna (hernia de disco), o bultos provocados por tumores que pueden generar esa rigidez e inflamación dentro del canal vertebral. Además es muy frecuente que este estrechamiento se produzca en caso de lesiones provenientes de caídas o accidentes.
  • Edad: el cartílago que con el paso de los años se vuelve cada vez más áspero y rígido puede provocar una fricción entre los huesos de la columna y llevar al crecimiento de espolones óseos. Estos producen dolor y molestia cuando la persona se mueve, lo que empeora mucho la calidad de vida del paciente ya que se ve cada vez más limitado en sus movimientos.

Diagnóstico de estenosis del conducto vertebral

Diagnóstico de estenosis del conducto vertebral

El médico traumatólogo especialista en columna vertebral hará una serie de preguntas al paciente para establecer su historia clínica: factores de riesgo, posibles causas, síntomas, etc. Una vez que tenga estos datos confirmará su diagnóstico utilizando 3 tipos de pruebas de diagnosticas por imagen:

  • Radiografías: a partir de una radiografía el médico puede establecer si ha ocurrido algún crecimiento óseo excesivo que esté produciendo una presión en el conducto vertebral.
  • Resonancia magnética de columna vertebral: este tipo de prueba permite obtener imágenes que complementan la radiografía ya que sus imágenes más sensibles y específicas permiten visualizar con mayor precisión los tejidos blandos como ligamentos y tumores.
  • Tomografía computarizada: al igual que la resonancia, la TC permite una mayor precisión utilizando un escáner móvil de rayos X para generar una visualización en 3D de los tejidos óseos del paciente.

Tratamiento para la estenosis de conducto vertebral

Tratamiento para la estenosis de conducto vertebral

Existen distintos tipos de tratamientos que el médico puede recomendar dependiendo de la situación que presente el paciente.

Por lo general si se trata de un caso leve puede recomendar tratamientos más conservadores como medicamentos e inyecciones de esteroides para aliviar el dolor y sesiones de fisioterapia.

El dolor que produce la estenosis lleva al paciente a realizar cada vez menos actividad física, lo que puede producir un debilitamiento de los músculos. La fisioterapia es una excelente medida para prevenir la estenosis lumbar, ya que rehabilitación ayuda a mantener la fuerza muscular y la flexibilidad y estabilidad de la columna vertebral.

Los medicamentos son solo medidas temporales, ya que no se pueden consumir durante un periodo largo de tiempo por los efectos adversos que estos pueden traer. Un analgésico ayudará a sobrellevar el dolor, pero la cura definitiva tiene que ser a partir de un procedimiento de descompresión o una cirugía de columna vertebral para liberar el conducto.

Qué es la Estenosis de Conducto Vertebral

Cirugía de estenosis de conducto vertebral

Existen dos procedimientos quirúrgicos para la estenosis de conducto vertebral:

  • Procedimiento de descompresión: este procedimiento se suele recomendar cuando el paciente presenta un alto riesgo quirúrgico, como sucede en el caso de las personas mayores, ya que es poco invasivo y se realiza bajo anestesia local. Consiste en la extracción del ligamento afectado utilizando un instrumento muy parecido a una aguja.
  • Cirugía de columna vertebral: es, sin dudas, el tratamiento más efectivo para los casos de estenosis más graves. Existen varios tipos de intervención, aunque hoy en día, los traumatólogos más experimentados utilizan la técnica de cirugía mínimamente invasiva. Este método soluciona la estenosis sin necesidad de hacer una fusión vertebral, lo que, además de reducir riesgos durante y posteriores a la cirugía, conlleva un tiempo de recuperación más rápido que una cirugía abierta.

La cirugía de estenosis de conducto vertebral es un procedimiento muy delicado, por lo que es fundamental contar con un médico traumatólogo experimentado que garantice el mejor tratamiento al paciente.

Si tienes más dudas, puedes consultar a nuestro equipo de traumatólogos reconocidos internacionalmente y pioneros en las técnicas mínimamente invasivas en España.

Deja un comentario

Compartirlo en…

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres recibir las últimas noticias médicas y buenos consejos?

Datos de contacto