fbpx

Sindrome del corredor: qué es, causas, sintomas y tratamiento

El síndrome de la cintilla iliotibial, comúnmente llamado síndrome del corredor aparece por el roce repetitivo de los huesos de la rodilla, provocando un dolor a la hora de correr. Se trata de una lesión muy frecuente en corredores, ya sean principiantes debido a la técnica inadecuada o corredores expertos debido a un sobreentrenamiento. ¡Sigue leyendo el post!

dolor rodilla en corredor

¿Qué es el síndrome de la cintilla iliotibial?

El síndrome de fricción de la cintilla iliotibial es una lesión común que afecta a los deportistas, especialmente a los corredores. Esta condición se produce cuando el tendón largo de la fascia lata, que es una banda gruesa de tejido conectivo en el lateral del muslo, roza de forma repetida con el cóndilo femoral externo. Esta lesión frecuente se manifiesta con un dolor muy molesto en la rodilla, que, en algunos casos, puede llegar a ser incapacitante.

Aunque el síndrome de la cintilla iliotibial es más común en corredores, también puede afectar a personas que practican ciclismo, baloncesto y otros movimientos repetitivos de flexión y extensión de la rodilla.

Síntomas del síndrome de la cintilla iliotibial

Este síndrome se caracteriza principalmente por el dolor en la parte externa de la rodilla. Este dolor tiende a aumentar durante la actividad física, especialmente al correr, y puede variar en intensidad, describiéndose como agudo, punzante o ardiente. Además del dolor durante la carrera, quienes padecen el síndrome de la cintilla iliotibial también experimentan dolor al caminar, especialmente al bajar escaleras o permanecer sentados durante largos periodos con las piernas flexionadas.

Otros síntomas que pueden acompañar el dolor incluyen sensibilidad al tacto en el lateral de la rodilla, hinchazón o inflamación en la zona afectada.

Ante la presencia de estos síntomas, se recomienda buscar atención médica para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

corredor por la orilla de la playa

Causas y factores de riesgo de la rodilla del corredor

Las causas del síndrome de la cintilla iliotibial pueden ser diversas y existen varios factores que influyen a la hora de desarrollarlo. Algunos de ellos tienen que ver con la fisiología de la rodilla y otros debidos a condicionantes externos.

Algunos estudios demuestran que la lesión del corredor se produce por no presentar una buena musculatura de las extremidades inferiores, de forma que el peso del cuerpo se deriva hacia la rodilla y provoca una sobrecarga de la musculatura de la misma. Así, la falta de fuerza en los músculos abductores de la cadera puede provocar una rotación excesiva de la rodilla hacia adentro.

Por su parte, los corredores con Genu Varo son más propensos a sufrir el síndrome de la cintilla iliotibial, de forma que durante la carrera, la cintilla de la parte lateral de los muslos se encuentra en tensión.

Al aumentar de manera brusca el entrenamiento, ya sea añadiendo tiempo o peso, aparece un estrés que facilita la aparición de esta lesión.

Es importante cuidar las zapatillas con las que se entrena, de forma que algunas pueden modificar la forma de correr y provoque una tensión en la cintilla iliotibial. El desnivel del terreno a la hora de correr o la carrera en terreno duro, como el asfalto, facilita la aparición del síndrome del corredor.

Diagnóstico de la «rodilla del corredor»

Para el diagnóstico y tratamiento del síndrome de la cintilla iliotibial, será el especialista quien pueda ofrecer un diagnóstico individualizado y un tratamiento adecuado para la patología.

El experto será capaz de diagnosticar con precisión el problema y sabrá cuál es el origen del dolor. Durante la exploración, se confirma el diagnóstico al presionar el tendón de la fascia lata contra el cóndilo lateral. Además, la resonancia magnética ayudará a descartar otros diagnósticos.

El test de Ober tiene como objetivo medir la extensibilidad del músculo tensor de la fascia lata y comprobar si existe un acortamiento de la banda iliotibial.

También es importante conocer que pueden existir puntos gatillo a lo largo de la fascia lata. La prueba se completará con otras pruebas complementarias cuyo objetivo sea la valoración muscular.

corredor revisando rodilla

Prevención del síndrome de la cintilla iliotibial en deportistas

Para reducir el riesgo de desarrollar el síndrome de cintilla iliotibial, se pueden implantar algunas medidas preventivas. Entre ellas, se destacan:

  • Correr en terrenos planos.
  • Aumentar de forma gradual el tiempo y la distancia al practicar footing.
  • Mantener una correcta higiene postural durante el ejercicio.
  • Realizar ejercicios de estiramiento antes y después del entrenamiento.
  • Escuchar al cuerpo y tomar el descanso necesario.

Estás estrategias de prevención pueden ayudar a los deportistas a reducir el riesgo de desarrollar el síndrome de la rodilla del corredor y mantener una práctica deportiva saludable y sin lesiones.

Tratamiento del síndrome de la rodilla del corredor

El primer paso para el tratamiento de la rodilla del corredor es calmar la inflamación, ya sea mediante la aplicación de hielo en la zona de la rodilla, medicación antiinflamatoria recomendada por el especialista y un tratamiento de fisioterapia, de forma que la tensión en la fascia lata no vuelva a aparecer cuando se proceda a entrenar.

Por otro lado, es fundamental dejar totalmente la actividad física, especialmente correr o hacer ciclismo, acudiendo a un profesional para que pueda determinar el tratamiento más adecuado para el caso. De lo contrario, el paciente corre el riesgo de que la lesión empeore y no se pueda corregir la causa que ha ocasionado el problema.

La fisioterapia y los masajes deportivos para la liberación miofascial ayudarán a relajar los tejidos y la fascia lata.

En los casos más severos, será importante valorar la realización de una cirugía para el síndrome del corredor, procediendo a realizar una artroscopia de rodilla, alargando las fibras posteriores del tendón de la cintilla iliotibial mediante una incisión mínima de 2-3 milímetros en la piel del paciente.

¿Cuánto tarda en curarse la cintilla iliotibial?

La recuperación de una lesión leve en la cintilla iliotibial generalmente toma unas pocas semanas con el tratamiento adecuado y la adherencia del paciente al plan de recuperación Sin embargo, en casos más severos, la recuperación puede extenderse varias semanas o incluso meses para sanar completamente. En cualquier situación, es crucial que el paciente siga las indicaciones del médico para garantizar una recuperación óptima.

Ejercicios para aliviar el dolor de la cintilla iliotibial

Para aliviar el dolor asociado con la cintilla iliotibial, se recomienda una serie de ejercicios específicos que pueden ayudar a reducir la tensión y mejorar la flexibilidad. Entre ellos se destacan:

  • Estiramiento de glúteos: acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Levanta una pierna y dóblala, luego tira de la rodilla hacia el pecho con la ayuda de las manos. Mantén esta posición durante al menos diez segundos y luego repite con la otra pierna.
  • Estiramiento de abductores: acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies juntas. Mantén la espalda erguida mientras dejas caer las rodillas hacia el suelo y mantén la posición durante unos segundos.
  • Estiramiento de cadera: acuéstate boca arriba en el suelo y lleva una rodilla hacia el pecho, agarrándola con ambas manos. Mantén la posición durante al menos 10 segundos antes de cambiar de pierna.
  • Estiramiento de cuadriceps de pie: de pie, carga el peso en una pierna y flexiona la otra, llevando el tobillo hacia la nalga con la mano del mismo lado. Mantén la posición durante unos segundos y luego cambia de pierna.
  • Estiramiento sentado: siéntate en el suelo con las piernas extendidas frente a ti. Inclínate hacia adelante desde las caderas y desliza las manos por las piernas lo más lejos posible. Mantén la posición durante unos segundos y repite.

corredor estirando tras ejercicio

Es importante consultar con un profesional antes de comenzar estos ejercicios para asegurarse de que sean apropiados y no puedan empeorar la situación específica de cada paciente.

Si presentas alguno de estos síntomas o padeces alguna patología de rodilla, no dudes en pedir cita con nuestro equipo de traumatólogos expertos en cirugía de rodilla para la mejor y más rápida recuperación de la articulación. Recuerda que una intervención temprana puede marcar la diferencia en tu calidad de vida y tu capacidad para volver a realizar deporte con confianza y comodidad.

Agenda tu cita para que comencemos a trabajar en tu recuperación y puedas recuperar tu salud y la funcionalidad de tu rodilla.

Deja un comentario

En Clínica Elgeadi estamos comprometidos con nuestra comunidad y abiertos a asesorar y responder cualquier cuestión siempre que sea posible.

Para ofrecer un diagnóstico preciso al paciente siempre será necesario una evaluación personalizada y una revisión exhaustiva de su historial médico. Una vez estudiado el caso de manera individualizada, se le recomendará al paciente el tratamiento más adecuado acorde a su patología y/o enfermedad.

Además desde clínica Elgeadi, nos gustaría recordar que no se realizará la prescipción de ningún medicamento sin una consulta previa.

es_ES
Logo Clinica Elgeadi

Servicios

Nosotros

Contacto

¿Quieres recibir las últimas noticias médicas y buenos consejos?

Datos de contacto