La cirugía cervical se complicó ligeramente por la presencia de osteocitos que afectaban a los nervios de ambos brazos y que debían ser limpiados, pero la cicatriz es mínima y, a los dos meses de la intervención, ha desaparecido prácticamente.

La operación fue corta, de unas 3 horas de duración. Al poco de salir de quirófano, ya en UCI, el paciente podía mover tanto los pies como las manos, al igual que la cabeza.

Testimonio de Ramón operado de una lesión en las cervicales.

Compartirlo en…

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres recibir las últimas noticias médicas y buenos consejos?

Datos de contacto